3/03/2009

Sobre conservadores, empresarios y religiosos "pro familia"

Con una opinión editorial concluye esta trilogía encaminada a la elaboración de una severa crítica a ese ente engendrado por el catolicismo y empresarios derechistas llamado "la familia". Y, a pesar de que no todo lo que brilla es oro tampoco todo lo que es negro es carbón, lo que trato de decir es que no solo soy emisario de lo que sale de la cloaca clerical, sino también de muy buenas noticias. Al final del artículo verán a que me refiero.

Como siempre, el subrayado de cada nota no escrita por mí es mío.

1° de marzo: Día de la familia ideal


Antonio Medina
México DF , marzo 02 de 2009.
Es lamentable que nuestros gobernantes no tengan una visión amplia de la diversidad social y familiar que existe en el México del siglo XXI.
Las instituciones federales, como las Secretarías de Salud, de Educación y el DIF, se aferran a un discurso autocomplaciente sobre lo que creen que es o debe ser la familia.
Y bueno, esto no nos debe sorprender, pues ha sido el mismo Felipe Calderón quien ha impuesto una línea de pensamiento único sobre este tema, cuando participó al lado de jerarcas religiosos en el VI Encuentro Mundial de las Familias, convocado por el Estado Vaticano.
La influencia de su participación en dicho evento ha enpoderado a su gabinete y funcionarios de todos los niveles de gobierno. Y ahora sin recato alguno se muestran tal como son: conservadores e intolerantes ante la diversidad social. Por ese motivo, cada día es más común escuchar discursos moralistas sobre la familia, en detrimento de la laicidad del Estado y de las políticas públicas que deben beneficiar a todos los sectores que conforman el conglomerado social.
Se niegan —desde la cómoda posición de gobernantes— a ver la realidad en la que viven millones de familias en nuestro país. De hecho, se atreven a enjuiciar públicamente formas diferentes de conformación familiar, tal como lo hizo la tarde del 1° de marzo Manuel Salgado Cuevas, director General de Secundarias Técnicas en representación de Josefina Vázquez Mota, la titular de la Secretaría de Educación Pública.
El funcionario federal, seguramente influenciado (y enpoderado) por el discurso que pronunció Calderón en el evento religioso, dijo que “el reconocimiento y la tolerancia sin fundamento de otras formas de unión amenazan la integración de la familia y tienen graves consecuencias en el plano educativo”.
Para este funcionario público, que junto con otros festejaba el Día de la Familia — propuesto por el empresariado mexicano desde el sexenio pasado— la familia que él concibe, es “amor, comprensión, apoyo, alegría, tristeza, cariño, afecto, hermandad, tolerancia, integración, paciencia, fortaleza, debilidades, equidad y pluralidad”.
¿A caso en otras familias que no responden al esquema heterosexual de mamá, papá e hijos no existen los valores que defiende como si fueran particulares de las familias heterosexuales y funcionales?
El vocero de Vázquez Mota cree realmente que la familia de hoy, es decir, la que considera que prevalece en todas las casas, “se encuentra amenazada por un confuso relativismo en los comportamientos éticos, pero también por toda una serie de procesos que van encaminados a deslegitimar su institucionalidad”.
Ante decenas de familias de estudiantes de secundarias técnicas, aseguró que hoy en día es fácil que se desintegre el núcleo familiar por muchas razones, que no explicó, aunque sí lanzó sendas afirmaciones en contra de sectores minoritarios: “que se reconozcan y se toleren con gran facilidad y sin fundamento otras formas de unión con las consecuencias graves en el plano educativo, que provocan —según él— abandono de menores, las convivencias impuestas y las violencias intrafamiliares, entre otras”.
Sería bueno que este funcionario de limitada y conservadora visión tuviera en cuenta que uno de los grandes factores de desintegración de las familias, sean nucleares, de elección, unifamiliares, compuestas, alternativas, diversas, etc., es la debacle económica en la que nos han metido los gobiernos neoliberales, tanto priístas como panistas, que lejos de hacer políticas públicas trasversales y que impacten a toda la ciudadanía, se han engolosinado gastando los recursos económicos del país, lo que les ha permitido mantenerse como la clase parasitaria que son, dejando de lado su función primordial que es velar por los intereses de la nación y el pueblo en su conjunto.
Es lamentable que funcionarios como José Córdoba Villalobos, que participó en dicho evento y quien debe tener una medición estadística precisa de la conformación poblacional —por estar a cargo de una de las instituciones donde se trasluce esa realidad social— no haya reconocido ese mismo día en su discurso la gran diversidad de conformaciones familiares de nuestro país.
Es lamentable que en actos de gobierno se le dé espacio a empresarios del Consejo de la Comunicación que a través de la publicidad y programas televisivos promueven esquemas de dominación social, donde las diferencias de clases, la discriminación por género, el estatus económico y el color de la piel, entre muchas otras etiquetas sociales, separan a las audiencias y se aleja el propósito de encontrar consensos sociales a través de la comunicación asertiva, alejada de esquemas discursivos discriminatorios.
En fin, la doble moral y el discurso de la heterogeneidad es lo que inunda el imaginario de nuestros gobernantes. La realidad es que en México las familias son diversas, y esto no quiere decir que carezcan de solidaridad, amor y un proyecto que les una.
La unión de las personas que integran las distintas conformaciones de hogares en nuestro país no necesariamente se da bajo los esquemas impuestos por la moral imperante y de quienes deciden las políticas públicas y el dispendio de nuestros impuestos.

*1. Felipe Calderón se declaró, sin empacho y verguenza alguna, en el VI Encuentro Mundial de las Familias, como un devoto de San Felipe; defendió a "la familia" e inferiorizó a quiénes no estaban dentro de dicho modelito, especialmente a las madres solteras. Los integristas católicos le "alabaron" en esos días proclamando "!Viva nuestro presidente católico!"

*2. Ambos integristas católicos, emisarios del "reino de dios", son fuertes partidarios a introducir el catecismo a las escuelas públicas y eliminar la clase de historia.

*3. Como ven, no solo "la familia" es defendida por el catolicismo, sino también por empresarios derechistas. También como hemos visto lo hacen por intereses neoliberalistas.

*4. Católico panista fundamentalista al mando de la Secretaría de Salud en México. Nombró como director de asuntos jurídicos de la SSa al abogado Bernardo Fernandez del Castillo, también católico de extrema derecha, quién es conocido por su rabiosa campaña contra el uso del condón y por defender a curas pedófilos según han reportado diversos medios.

*5. Esta organización aberrante, en conjunción con la organización A Favor de lo Mejor en los Medios, están compuestas por empresarios de derecha, las cuáles como su nombre lo indica, regulan "lo que se puede y no se puede poner" en los diversos medios de comunicación. Notése que para toda actividad ultraconservadora el común denominador siempre es catolicismo y empresariados de derecha.


!Pequeñas pero significantes buenas noticias!:

Después de pasar montones de penurias, por fin el matrimonio gay vuelve a ser legal, después de que cristianos y mormones recalcitrantes habían conseguido derrocarlo el 4 de noviembre en el estado de California, EU. La proposición 8, defendida por estos grupos y que consideraba que "solo es válido el matrimonio entre un hombre y una mujer", fue desechada por inconstitucional el día de ayer por el Senado y la Asamblea Legislativa de California, los cuales aprobaron dos resoluciones a favor de los matrimonios entre personas del mismo sexo y donde queda de manifiesto que tales uniones son constitucionales.

Enhorabuena! Por fin buenas noticias. Cuando se aprueba el matrimonio gay no se impone a todos esta convivencia, ni tampoco "fomenta" la homosexualidad como algunos cristianos loquitos desean hacer creer. Todo lo contrario, otorga libertad, la cual permite que aquellas personas con compañeros sentimentales del mismo sexo por fin puedan casarse y tener todos los derechos y obligaciones que tiene un matrimonio heterosexual.


Milenio Nota

1 comentario:

  1. Saludos, visitad mi blog:

    http://elblogderodrigomesa.blogspot.com/

    ResponderEliminar

Comentarios tipo "Troll de internet" serán eliminados.